Un pleno digno del Recre

Está en manos de nuestros políticos que el Recre, una seña de identidad de la ciudad de Huelva desde hace 130 años, siga o no siga existiendo.

El día 27 de diciembre se debatirá esta cuestión en el pleno del Ayuntamiento de Huelva en el que estamos todos representados.

Es importante que aquellos que nos representan dignifiquen la sala del edificio donde este pleno tendrá lugar con un debate profundo, serio y del que, sea cual sea el resultado del mismo, los onubenses podamos sentirnos orgullosos.

El Decano no sólo precisa dinero; extremo este que debe ser puesto sobre la mesa durante el pleno. El Decano precisa excelencia, profesionalidad, transparencia y planificación.

El ayuntamiento ya realizó una inversión importante –más que la que se propone ahora- para poder mantener con vida al club; pero dicha inversión llegó sin el respaldo de unas herramientas de gestión que la defendiese de un modo lógico. Si el día 28 de diciembre el Recre sigue teniendo vida, la forma en que será gestionado debe haber salido de un consenso lo más amplio posible de nuestros representantes en el ayuntamiento. Un consenso amplio y detallado que asegure excelencia, eficacia, sensatez y transparencia en la gestión.

Un consenso amplio que elimine al club de la ecuación del electoralismo haciendo que todas las partes sean padres del mismo, y por tanto de sus resultados a medio y largo plazo.

El club debe ser puesto en manos de personas que en las que todos confíen, con las capacidades técnicas adecuadas para poder ejecutar lo que acuerde el pleno. Una oportunidad, quizá la última, de sacudirle al Decano la mediocridad lleva lastrándolo desde que se marchó William Alexander Mackay.

Estimados concejales: el Recre necesita personas y no nombres. Necesita profesionales y no caras. Necesita un líder de consenso que sea capaz de ejecutar un plan de consenso que salga de la sala más sagrada de nuestra ciudad, esa en la que ustedes, nuestros representantes políticos elegidos democráticamente, deben mantener un debate que esté a la altura de lo que esta ciudad merece.

No sé si de ese pleno saldrá un “sí” a la vida del club o un “no”. Ningún voto debe ser tachado de nada. Cualquiera que sea el voto que los concejales decidan dar estará bien siempre y cuando venga respaldado por un discurso y unas ideas acordes con lo que se espera de ellos.

Yo quiero que el Decano salga vivo, pero con un plan que haga saber a todo el mundo que Huelva cuida su legado con seriedad.

Está en sus manos, concejales de nuestro ayuntamiento, hacer que el 28, con Recre o sin él, los onubenses puedan decir que el tema se debatió con la profundidad que exigen 130 años ininterrumpidos de emociones y de representación de Huelva. 130 años de nuestro grande y humilde club. 130 años que merecen un pleno y un debate dignos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Lo romántico y lo utópico (Recre)

El uso incorrecto y malintencionado que se suele hacer de las palabras utopía y romanticismo dice mucho de la sociedad occidental actual (de la oriental no hablo porque la desconozco). Una de las características de las utopías es la ausencia de conflictos. De modo que definir un sistema de debate y democrático para el fútbol como una utopía es un grave error. Y es que la normalización y aceptación del conflicto son la característica fundamental del sistema que se propone desde asociaciones como el Trust. En el día a día de un club como el Recre, con tantas personas pendientes de él, la ausencia de conflictos debería ser un síntoma de que algo va mal. No todos pensamos igual, de manera que deben existir los conflictos de ideas. De lo que se trata es de crear el marco regulatorio interno más efectivo posible para canalizar esos conflictos hacia un debate de carácter oficial y con influencia en la gestión. Como ven, nada más alejado de la definición de utopía, pero sin duda un horizonte lejano hacia el que caminar.

El romanticismo con el que se tacha a los que promulgamos este tipo de sistemas que permiten la participación de los aficionados en sus clubes nada tiene que ver con lo que realmente significa esa palabra y que en parte si tinta a esas ideas. El romanticismo promulga la ruptura con el pasado; trata de poner punto final a la copia de sistemas clásicos; promueve la creatividad individual sin moldes previos y la originalidad frente a la tradición. Busca la libertad frente al despotismo ilustrado, algo muy parecido al que gobierna ahora las SAD -gobernar para el pueblo pero sin el pueblo-.

Románticos pero no utópicos. El Recre debe y puede gobernarse por su afición. Los problemas económicos deben resolverse de raíz antes, y después construir entre todos un club con la solidez necesaria para devolver todo lo que otros le han dado en esta situación de emergencia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Suelta el móvil, levántate del sofá y organízate

Que la afición se organice es positivo siempre.

Con los sistemas democráticos adecuados, la voz de esas organizaciones tiene un impacto importante sobre la realidad del club.

No estar organizados, es decir, actuar como individuos, dificulta y casi imposibilita la comunicación entre club, terceros y aficionados. Comunicarse con cada uno para responder a las preguntas una a una no es posible.

Nadie está obligado a formar parte de la FDP, o del Trust o de la grada de animación… siempre se puede seguir adelante como individuo. Eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes; igual que estar organizados tiene ventajas e inconvenientes. No intenten quedarse con las ventajas de ambas situaciones. Las personas que forman parte de estos colectivos van a las asambleas, pagan cuotas, se exponen a debates internos… pasen por ahí si quieren potencia en sus ideas y exigencias.

Nadie impide a nadie que se exprese, pero la realidad es que, con lo colectivo los aficionados organizados no se suman. No es Luis + Fernando + María + Blanca + Marta…

es Luis x Fernando x María x Blanca x Marta…

Suelta el móvil, levántate del sofá y multiplica tus ideas con otros aficionados.

ORGANÍZATE.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Recre: ser o no ser.

El comunicado que ha sacado el consejo de administración del Recreativo de Huelva tiene muchas lecturas, cada uno que haga la suya libremente; pero bajo mi punto de vista evidencia algo que es muy peligroso y debemos solucionar, y es que el club se ha desvanecido.

Escuchamos o leemos la voz de la plantilla de jugadores, la voz del míster, la voz de algún acreedor con ínfulas, la voz de aficionados individuales con una lógica preocupación y enfado, la voz de asociaciones y representantes de estas, y hoy hemos “escuchado” la voz del consejo de administración. Pero lo que hace mucho que no se lee ni se escucha es la voz Del Real Club Recreativo de HUELVA SAD.

“Nuestro” club, como persona jurídica que es, debe tener eso, una personalidad; y hoy carece de ella, se ha desvanecido. La entidad está desintegrada. Cada una de sus extremidades vaga sin rumbo por el teatro en que se ha convertido el día a día del club. Cada una se ha hecho de su propio cerebro y, como consecuencia, de su propio camino; pero lo terrible es que ya nadie trata de hablar en nombre del club. Ahora cada una de esas partes es consciente de su personalidad propia y trata de sobrevivir por sí misma.

Es un síntoma preocupante.

Si hay que encontrar una solución para el Decano, esta debe pasar por la irremediable recuperación de la personalidad jurídica del club. Y para ello se necesita mando en plaza. El Recre precisa de un estado de excepción para poner orden.

La falta de liderazgo que se evidencia en la actualidad es demoledora. El ayuntamiento no está para gestionar, el consejo no ha conseguido gestionar (ha habido una falta de coordinación con la propiedad), y Eurosamop, los que se suponen que deben gestionar, no saben hacerlo.

Ninguno vale. Es algo empírico.

Desde la afición debemos volver a plantear soluciones y a empujar a los que mandan a resolver el tema. Pero no solo protestando, sino también señalando el camino.

El Recre necesita dinero, sí. Mucho dinero. Pero si lo consiguiese y no viniese acompañado de un plan estratégico liderado por alguien con capacidad y con la delegación total del mando de parte del ayuntamiento sería, de nuevo, arrojar muchos euros a una hoguera que no cesa.

El Recre necesita que se le devuelva la personalidad con urgencia. Este sistema ha fracasado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El trofeo colombino y lo emocional.

Hace poco nos enteramos de que los derechos de organización del Trofeo Colombino habían sido “cedidos” a una sociedad llamada BlackSwan (relacionada con temas de póker online, creo) a cambio de una cantidad de dinero que esta le prestó al Recreativo para poder saldar sus deudas con AFE al final de la pasada temporada.

 

El Trofeo no sería responsabilidad del club, que recibiría un porcentaje de los beneficios (o de los ingresos) del mismo.

 

Pero el Colombino, usualmente disputado en el mes de agosto, no aparecía por ningún lado. Pasó el verano y ni estaba ni se le esperaba.

 

Llegó la liga, y con ella el fútbol cotidiano, el de los tres puntos, el de la ciclotimia semanal, el agónico. Y claro, nos olvidamos un poco del Trofeo. Casi había perdido sentido, a pesar de que nos dolía que no se hubiese disputado.

 

Hoy llega la noticia de que el trofeo se jugará el miércoles 14 noviembre ante el Sevilla FC, y no es el club el que lo haya anunciado por sus medios (perfiles oficiales de redes sociales).

 

La fecha. Un Trofeo Colombino en noviembre es raro, un día laboral, entre semana es poco atractivo (¿quién pagará el gasto de electricidad ese día?).

 

El rival. Pues mire usted, me parece perfecto que venga el Sevilla FC; me parece respetable que cada cual quiera ir a ver el partido. Pero voy a darles mi opinión. No me apetece ver en mi estadio como estrella invitada a un club que lleva años, con la colaboración de “historiadores” a su servicio (aunque no los reconozca oficialmente), tratando de dinamitar lo único que tenemos. Un club que ha aprovechado un cuento inventado para autoproclamarse de manera oficial “primer club de España dedicado exclusivamente al fútbol”, que ha ido a la RFEF, a la UEFA y hasta a federaciones de futbol extranjeras a vender un decanato que saben que podrán aprovechar económicamente. “Since 1890” se puede leer en su estadio.

 

Conozco a muchos sevillistas; muchos muy amigos míos. Y les diré una cosa, mucho cariño y muy simpáticos les caemos, pero que no os quepa duda, si al final rascan algo para ellos, pues perfecto, porque para ellos su Sevilla es lo más grande y tal… y para de contar. No nos equivoquemos.

 

El Recre no necesita este Trofeo Colombino para sobrevivir, entre otras cosas porque no le va a reportar beneficios (esperemos que no nos cueste el dinero si las cuentas de la lechera de los latinos salen mal), pero ya se oye el rumor de “qué buenos son que vienen gratis a salvarnos”.

 

Lo primero es respetarse uno mismo. Y para eso, a veces hay que poner pie en pared. Conmigo que no cuenten para este trofeo Colombino. Son muchos los desprecios que el Sevilla y una parte de su afición han hecho al Decano como para ahora aplaudirles el 14 de noviembre cuando salten al templo (porque si se va es para aplaudirles, que la clase es lo primero).

Este trofeo que no es del Recre y que tiene a esta estrella invitada no me interesa.

Eso sí. Cada respeto lo que quieran hacer el resto de aficionados. Es más, hablando de algo tan emocional es probable que esté equivocado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La nueva inquisición y la superficie de las cosas. (Un alegato por la igualdad)

 

Nos perdemos en las formas. Perdemos demasiado tiempo por culpa de los que se quedan en la superficie. Ahí, en la superfice, flotando como todas las cosas con poco peso específico es donde residen temas como el “lenguaje inclusivo”, los llamados “micromachismos”, lo políticamente correcto. Una superficie donde un renovado y deteriorado feminismo (si lo comparamos con otro más pragmático que conocimos cuando el muro a derruir era mayor) se pierde mientras deja sin asistir a la sala de máquinas, la parte profunda de nuestra sociedad.

Somos torpes. Cometemos errores continuamente. Y eso, hoy en día se paga más caro que nunca.

Pero tenemos las ideas claras y sabemos dónde está el fondo de las cosas, la verdadera sala de máquinas. Esa donde realmente hace calor, donde te quemas y es difícil aguantar.

Solo que no nos arriesgamos a entrar. Porque podemos cometer el micro-error, adquirido por lecturas clásicas, de decir “el hombre” en lugar de “la humanidad”; o podemos cometer la torpeza de dirigirnos a una mujer con la misma condescendencia estúpida con la que nos dirigiríamos a un varón cuando nos creemos en posesión de la razón (siendo más penado el primer error que el segundo, ambos errores); o podemos llamar “ingeniero” o “arquitecto” a una mujer que prefiere los términos femeninos.

Todos son errores, seguro. Pero las penas que se imponen por cometerlos son tan desmedidas que al final pocos se atreven a entrar en este terreno pantanoso. Cuando desearían hacerlo porque son conscientes de lo que está ocurriendo en la sala de máquinas.

Lo que está ocurriendo es que mientras las feministas light de nuevo cuño se pierden en las formas, las feministas de antaño observan como los adolescentes usan arrobas en lugar de la “a” o de la “o” para ser inclusivos en el lenguaje, y al mismo tiempo sus relaciones afectivas y de amistad son más machistas que nunca. Y lo peor de todo es que es así por parte de ellas y por parte de ellos. Si tienen hijos adolescentes hagan de espías por un día, se lo recomiendo. Obsérvenlos, pero háganlo con las gafas de padres quitadas. Que ellos no sepan que les observan. Solo si tienen mucha suerte no se echará las manos a la cabeza. Porque los celos son sinónimo de amor; las chicas admiten que se dirijan a ellas en unos términos que de micro no tienen nada, pero de machistas sí. Eso sí, con muchas @ y muchos les, lis, lus.

Si queremos que esto no se vaya a la mierda (y cuando digo esto hablo de los avances que consiguieron las mujeres que ahora tienen 40 ó 50 años) ha llegado la hora de perderle el miedo a la Inquisición pseudofeminista de sofá que pulula por las redes sociales e ir, otra vez, a la sala de máquinas. A hablar claro en esas redes sociales, en los medios de comunicación y, sobre todo, en los colegios e institutos y en casa. Aunque no seas capaz de decir “les niñes” o te resulte agotador decir “los niños, las niñas y los que no son ni uno ni otro pero tienen los mismos derechos”, aunque se te escape un plural masculino, aunque se te escape la palabra “hombre” en lugar de “persona” o “varón”, aunque uses la frase “mi mujer” para referirte a “tu pareja”, a pesar de todo eso, no deberías tener miedo a defender la igualdad entre mujeres y hombres, seas del sexo que seas; porque si no lo hacemos acabaremos viendo cómo las mujeres vuelven a donde estaban hace décadas, eso si, muy incluidas en el castellano.

En vuestras manos está. Que no os amedrenten “les feministes de sofé con sus móviles”.

Narciso Rojas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Mamá, papá ¿Quién es ese?

Una cosa que llama la atención cuando estás en ciudades diferentes a Huelva, e incluso cuando vas fuera de España, es la gran cantidad de monumentos en forma de estatuas que les dedican las ciudades a sus personajes ilustres. Incluso en el Reino Unido ocurre esto dentro de las iglesias.

Esto es una ventaja por varios motivos. El objetivo principal por el que se pone una estatua en un lugar público es que alguien pregunte cada cierto tiempo: ¿quién es esa persona? Es decir, es un generador de conversaciones alrededor de una persona que hizo algo extraordinario por la comunidad en la que vivió. La primera ventaja es que los guías de las ciudades tendrán más temas sobre los que hablar a nuestros visitantes, y por tanto estos tendrán más que contar a su regreso; lo que puede generar más visitas entre sus familiares y amigos. La segunda es que nuestros niños van a tener oportunidad de hablar de esas personas, y como mínimo van a aprender que literatos, científicos, artistas o cualquier otra persona que haya trabajado por los demás son un ejemplo a seguir, y por lo tanto sus cualidades son buenas. No se trata de que quieran imitarlos, que también; se trata de que comiencen a distinguir entre lo que es importante y lo que no.

La ciudad de Huelva tiene una clara falta de este tipo de homenajes. Hay un callejero, sí, pero una placa no llama tanto la atención como una estatua. Tenemos a Juan Ramón Jiménez, al omnipresente Cristobal Colón y al “Litri” pero nos faltan los Pérez Mercader, Odón Betanzos, Francisco Elías, José Nogales, Jurado Chacón (aumenten la lista ustedes mismos).

Incluso a personas que no tuvieron nada que ver con nosotros pero a las que nos gustaría homenajear. ¿Qué tal Neil Armstrong y Buzz Aldrin en la Plaza Houston? ¿O García Morato y José Falcó juntos en la avenida Pablo Rada?

Alguien se preguntará quienes son, y así esta columna habrá servido para una persona más al menos se interese por ellos.

Yo, tirando para lo mío, pediría una estatua de cuerpo entero de William Alexander Mackay en el exterior de la tribuna del Nuevo Colombino. ¿Por qué no?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario