Demonios y política

En el pleno del Ayuntamiento de Huelva de diciembre de 2018 -en el que se aprobó el plan de rescate del Recreativo de Huelva- hubo un episodio sobre el que he reflexionado bastante desde entonces, y que, después de una noticia reciente en la que se especulaba con mi posible entrada en la política de nuestra ciudad y ciertas reacciones que esta ha provocado, ha vuelto a mi cabeza.

En ese pleno, el concejal de Mesa de la Ría, D. Rafael Gavilán, llegó a argumentar que “el presidente de alguna asociación de aficionados” defendía la postura del equipo de gobierno por tener, quizás, algún oscuro interés político en el futuro. La traducción era que yo, Narciso Rojas, me posicionaba de un modo determinado porque quería ir en las listas del PSOE en Huelva. Me pareció muy interesante que semejante demonización de lo que él llamaba interés político viniese de alguien que hablaba desde su asiento de concejal. Es decir, ponía en tela de juicio sus propios intereses pasados, presentes y futuros al haberse dedicado a la política, y lo hacía públicamente y usándolo como arma arrojadiza, es como si gritase: “¡infame, quieres ser como yo!”

El periódico digital Huelva 24, en su sección denominada “El Run run”, hizo un silogismo bastante simple por el cual, si yo dejaba la presidencia del Trust tenía que haber algún motivo “oculto”, y teniendo en cuenta la cercanía de las elecciones proponía como posible la opción de que yo fuese a formar parte de las listas del PSOE. Hay que decir que el trato de la invención, al menos, fue amable conmigo,cosa que les agradezco. Las reacciones no se dejaron esperar. Un par de tuiteros aburridos presuponían que la noticia era casi cierta, y reflexionaban negativamente sobre el tema. Fran Barbosa, en la Cadena Ser, después de una intervención de Raul Villalba sobre el Trust (siempre objetivo) y cómo quedaría este tras mi salida, dejó una pregunta en el aire al comentar dicho “run run”: “veremos si el Recre ha sido objetivo o simple trampolín”. Es decir, cuatro años de lucha, de ideas, de movilizaciones, de querellas, puede que solo hubiesen sido usados como un escaparate para la entrada en la vil política. La máquina del fango en funcionamiento.

El trasfondo de todo este asunto va más allá de estas anécdotas en las que me he visto envuelto involuntariamente, aunque me sirven para introducirlo. El trasfondo es que, sin darnos cuenta, estamos demonizando la política y el “poder”, y eso tiene un resultado negativo sobre nosotros mismos y nuestra sociedad.

Mientras veamos el ejercicio de la actividad política como algo negativo (entendible si te paras a leer los periódicos); mientras cubramos con una oscura capa de suciedad cualquier intento de entrar en el mundo de la gestión pública, las personas que podrían hacer política con mayúsculas, con ideas y vocación de comunidad, con ganas de trabajar para mejorar la sociedad, y con capacidad para ello, no se acercarán jamás a un sitio donde son muy necesarios. Estamos dando por hecho que todo el que se decide a tomar la iniciativa lo hace movido por oscuros intereses personales, lo que aterrará a los que sienten el placer personal de hacer que sus ideas se lleven a cabo porque piensan o saben que harán el bien a la comunidad en la que viven.

Con actitudes tan irresponsables como la de Rafael Gavilán en aquel pleno, con comentarios con tanto fango informativo como el de Fran Barbosa en ese programa de radio, o con nuestra actitud en redes sociales estamos ahuyentando a los buenos de la política, y eso va en detrimento de todos nosotros. No es mi caso, no tengo ahora mismo ninguna motivación personal para dedicarme a la política, pero los que sí son buenos y están observando estas cosas darán, con razón, un paso atrás.

Si demonizamos la política puede que un día solo entren en ella los demonios. Reflexionemos sobre esto.

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s