Recre: ser o no ser.

El comunicado que ha sacado el consejo de administración del Recreativo de Huelva tiene muchas lecturas, cada uno que haga la suya libremente; pero bajo mi punto de vista evidencia algo que es muy peligroso y debemos solucionar, y es que el club se ha desvanecido.

Escuchamos o leemos la voz de la plantilla de jugadores, la voz del míster, la voz de algún acreedor con ínfulas, la voz de aficionados individuales con una lógica preocupación y enfado, la voz de asociaciones y representantes de estas, y hoy hemos “escuchado” la voz del consejo de administración. Pero lo que hace mucho que no se lee ni se escucha es la voz Del Real Club Recreativo de HUELVA SAD.

“Nuestro” club, como persona jurídica que es, debe tener eso, una personalidad; y hoy carece de ella, se ha desvanecido. La entidad está desintegrada. Cada una de sus extremidades vaga sin rumbo por el teatro en que se ha convertido el día a día del club. Cada una se ha hecho de su propio cerebro y, como consecuencia, de su propio camino; pero lo terrible es que ya nadie trata de hablar en nombre del club. Ahora cada una de esas partes es consciente de su personalidad propia y trata de sobrevivir por sí misma.

Es un síntoma preocupante.

Si hay que encontrar una solución para el Decano, esta debe pasar por la irremediable recuperación de la personalidad jurídica del club. Y para ello se necesita mando en plaza. El Recre precisa de un estado de excepción para poner orden.

La falta de liderazgo que se evidencia en la actualidad es demoledora. El ayuntamiento no está para gestionar, el consejo no ha conseguido gestionar (ha habido una falta de coordinación con la propiedad), y Eurosamop, los que se suponen que deben gestionar, no saben hacerlo.

Ninguno vale. Es algo empírico.

Desde la afición debemos volver a plantear soluciones y a empujar a los que mandan a resolver el tema. Pero no solo protestando, sino también señalando el camino.

El Recre necesita dinero, sí. Mucho dinero. Pero si lo consiguiese y no viniese acompañado de un plan estratégico liderado por alguien con capacidad y con la delegación total del mando de parte del ayuntamiento sería, de nuevo, arrojar muchos euros a una hoguera que no cesa.

El Recre necesita que se le devuelva la personalidad con urgencia. Este sistema ha fracasado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s