El trofeo colombino y lo emocional.

Hace poco nos enteramos de que los derechos de organización del Trofeo Colombino habían sido “cedidos” a una sociedad llamada BlackSwan (relacionada con temas de póker online, creo) a cambio de una cantidad de dinero que esta le prestó al Recreativo para poder saldar sus deudas con AFE al final de la pasada temporada.

 

El Trofeo no sería responsabilidad del club, que recibiría un porcentaje de los beneficios (o de los ingresos) del mismo.

 

Pero el Colombino, usualmente disputado en el mes de agosto, no aparecía por ningún lado. Pasó el verano y ni estaba ni se le esperaba.

 

Llegó la liga, y con ella el fútbol cotidiano, el de los tres puntos, el de la ciclotimia semanal, el agónico. Y claro, nos olvidamos un poco del Trofeo. Casi había perdido sentido, a pesar de que nos dolía que no se hubiese disputado.

 

Hoy llega la noticia de que el trofeo se jugará el miércoles 14 noviembre ante el Sevilla FC, y no es el club el que lo haya anunciado por sus medios (perfiles oficiales de redes sociales).

 

La fecha. Un Trofeo Colombino en noviembre es raro, un día laboral, entre semana es poco atractivo (¿quién pagará el gasto de electricidad ese día?).

 

El rival. Pues mire usted, me parece perfecto que venga el Sevilla FC; me parece respetable que cada cual quiera ir a ver el partido. Pero voy a darles mi opinión. No me apetece ver en mi estadio como estrella invitada a un club que lleva años, con la colaboración de “historiadores” a su servicio (aunque no los reconozca oficialmente), tratando de dinamitar lo único que tenemos. Un club que ha aprovechado un cuento inventado para autoproclamarse de manera oficial “primer club de España dedicado exclusivamente al fútbol”, que ha ido a la RFEF, a la UEFA y hasta a federaciones de futbol extranjeras a vender un decanato que saben que podrán aprovechar económicamente. “Since 1890” se puede leer en su estadio.

 

Conozco a muchos sevillistas; muchos muy amigos míos. Y les diré una cosa, mucho cariño y muy simpáticos les caemos, pero que no os quepa duda, si al final rascan algo para ellos, pues perfecto, porque para ellos su Sevilla es lo más grande y tal… y para de contar. No nos equivoquemos.

 

El Recre no necesita este Trofeo Colombino para sobrevivir, entre otras cosas porque no le va a reportar beneficios (esperemos que no nos cueste el dinero si las cuentas de la lechera de los latinos salen mal), pero ya se oye el rumor de “qué buenos son que vienen gratis a salvarnos”.

 

Lo primero es respetarse uno mismo. Y para eso, a veces hay que poner pie en pared. Conmigo que no cuenten para este trofeo Colombino. Son muchos los desprecios que el Sevilla y una parte de su afición han hecho al Decano como para ahora aplaudirles el 14 de noviembre cuando salten al templo (porque si se va es para aplaudirles, que la clase es lo primero).

Este trofeo que no es del Recre y que tiene a esta estrella invitada no me interesa.

Eso sí. Cada respeto lo que quieran hacer el resto de aficionados. Es más, hablando de algo tan emocional es probable que esté equivocado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s