La nueva inquisición y la superficie de las cosas. (Un alegato por la igualdad)

 

Nos perdemos en las formas. Perdemos demasiado tiempo por culpa de los que se quedan en la superficie. Ahí, en la superfice, flotando como todas las cosas con poco peso específico es donde residen temas como el “lenguaje inclusivo”, los llamados “micromachismos”, lo políticamente correcto. Una superficie donde un renovado y deteriorado feminismo (si lo comparamos con otro más pragmático que conocimos cuando el muro a derruir era mayor) se pierde mientras deja sin asistir a la sala de máquinas, la parte profunda de nuestra sociedad.

Somos torpes. Cometemos errores continuamente. Y eso, hoy en día se paga más caro que nunca.

Pero tenemos las ideas claras y sabemos dónde está el fondo de las cosas, la verdadera sala de máquinas. Esa donde realmente hace calor, donde te quemas y es difícil aguantar.

Solo que no nos arriesgamos a entrar. Porque podemos cometer el micro-error, adquirido por lecturas clásicas, de decir “el hombre” en lugar de “la humanidad”; o podemos cometer la torpeza de dirigirnos a una mujer con la misma condescendencia estúpida con la que nos dirigiríamos a un varón cuando nos creemos en posesión de la razón (siendo más penado el primer error que el segundo, ambos errores); o podemos llamar “ingeniero” o “arquitecto” a una mujer que prefiere los términos femeninos.

Todos son errores, seguro. Pero las penas que se imponen por cometerlos son tan desmedidas que al final pocos se atreven a entrar en este terreno pantanoso. Cuando desearían hacerlo porque son conscientes de lo que está ocurriendo en la sala de máquinas.

Lo que está ocurriendo es que mientras las feministas light de nuevo cuño se pierden en las formas, las feministas de antaño observan como los adolescentes usan arrobas en lugar de la “a” o de la “o” para ser inclusivos en el lenguaje, y al mismo tiempo sus relaciones afectivas y de amistad son más machistas que nunca. Y lo peor de todo es que es así por parte de ellas y por parte de ellos. Si tienen hijos adolescentes hagan de espías por un día, se lo recomiendo. Obsérvenlos, pero háganlo con las gafas de padres quitadas. Que ellos no sepan que les observan. Solo si tienen mucha suerte no se echará las manos a la cabeza. Porque los celos son sinónimo de amor; las chicas admiten que se dirijan a ellas en unos términos que de micro no tienen nada, pero de machistas sí. Eso sí, con muchas @ y muchos les, lis, lus.

Si queremos que esto no se vaya a la mierda (y cuando digo esto hablo de los avances que consiguieron las mujeres que ahora tienen 40 ó 50 años) ha llegado la hora de perderle el miedo a la Inquisición pseudofeminista de sofá que pulula por las redes sociales e ir, otra vez, a la sala de máquinas. A hablar claro en esas redes sociales, en los medios de comunicación y, sobre todo, en los colegios e institutos y en casa. Aunque no seas capaz de decir “les niñes” o te resulte agotador decir “los niños, las niñas y los que no son ni uno ni otro pero tienen los mismos derechos”, aunque se te escape un plural masculino, aunque se te escape la palabra “hombre” en lugar de “persona” o “varón”, aunque uses la frase “mi mujer” para referirte a “tu pareja”, a pesar de todo eso, no deberías tener miedo a defender la igualdad entre mujeres y hombres, seas del sexo que seas; porque si no lo hacemos acabaremos viendo cómo las mujeres vuelven a donde estaban hace décadas, eso si, muy incluidas en el castellano.

En vuestras manos está. Que no os amedrenten “les feministes de sofé con sus móviles”.

Narciso Rojas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s