Un futuro para el Recre

El Decano es un patrimonio de los onubenses, y como tal debemos gestionarlo. El anuncio de la resolución de dejar el tercer intento de venta de las acciones del Recre desierto es, bajo mi punto de vista y en primera instancia, una buena noticia.

Lo es porque nos da la oportunidad y el tiempo necesarios para diseñar y llevar a cabo un plan estratégico a corto, medio y largo plazo que resuelva lo urgente y al mismo tiempo nos dote de estabilidad.

El Recre necesita procedimientos por escrito que sirvan para clarificar el papel de todos los actores que forman parte de su estructura. El Ayuntamiento debe comenzar a adquirir todas las responsabilidades de un propietario que lo va a ser durante años; el consejo de administración debe recuperar el mando en plaza; Eurosamop debe trabajar como una subcontrata e informar al Consejo de todos sus movimientos y del resultado de su trabajo; y la afición debe continuar exigiendo.

El Ayuntamiento va a poder contar con nosotros los aficionados desde el momento en que su intención sea dotar a este Bien de interés cultural de una estructura sólida, de procedimientos y de los recursos económicos que precisa para su supervivencia y desarrollo.

El Decano va a necesitar dinero a corto plazo, y en lo poco que podamos ayudaremos a conseguirlo. Ahí estaremos, si se trata de un plan consensuado que, con el liderazgo de ayuntamiento, proponga unos pasos claros a seguir para tratar de obtener esos recursos económicos a cortísimo plazo.

El Decano va a necesitar unas estructuras de gestión y deportiva sólidas, que se interrelacionen de manera natural, que una sea contrapeso de la otra, y que con trabajo en equipo puedan llegar a funcionar de un modo acompasado beneficiando así a la entidad. Si este es el objetivo ahí estaremos ayudando a conseguirlo durante todo el camino.

El Decano debe volver a manos de la afición. Ese debe ser el horizonte, porque tras 5 años de aprendizaje hemos aprendido que los inversores no existen, somos nosotros. El camino debe comenzar a andarse ya, con la entrega, por fin, de los derechos que se ganaron los que participaron en la campaña de salvación “Líberos del Decano”; con la creación de órganos de colaboración entre los aficionados y la sala de máquinas del club (SLO). Las propuestas están ahí desde hace más de dos años. Están diseñadas especialmente para este escenario que ahora vamos a vivir. Una afición participativa dotará al club de una potencia que el consejo de administración deberá transformar en recursos económicos.

En resumen: Para resolver los pagos urgentes, para dotar al club de un plan estratégico a largo plazo y ejecutarlo, y para hacer participar a la afición de verdad en el día a día del Recre, el Ayuntamiento podrá, bajo mi punto de vista,  contar con el Trust. Vamos a caminar hacia un Recre de todos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s