La Maldición del Decano.

Desde mi humilde punto de vista hay un denominador común a todos los grupos de personas o personas que se han acercado a Huelva con la intención de comprar la mayoría accionarial del Recre: un profundo desconocimiento de la realidad financiera e institucional de la entidad. Esta es de una complejidad enorme, pero los que pretenden o han pretendido hacerse cargo de ella no la perciben como tal, sino que achacan las dificultades del club para remontar el vuelo a la falta de pericia de los que lo han gestionado hasta ahora. Después de que el Trust haya estado más de 20 meses representado en el consejo de administración del club (hecho histórico al que el tiempo pondrá en su lugar) de la mano de Roberto Sánchez somos conocedores de primera mano de las dificultades para sacar adelante al decano. Estas dificultades hacen que el Recre no sea una empresa-club al uso. Su gestión es desesperante. La habilidad y pericia negociadora; el conocimiento del mercado y las ideas innovadoras se dan de bruces, día tras día, con una realidad terca y destructiva. Una realidad que agota al gestor-propietario y que no permite a la sociedad anónima remontar el vuelo. Círculos viciosos concatenados y concéntricos. Falta de liquidez que provoca pequeños embargos que provocan impagos que provocan embargos que provocan falta de liquidez… y así hasta el infinito, y resonando con esto el reflejo de esa falta de liquidez y consecuentes impagos en el rendimiento del primer equipo.

Ante esta situación solo cabe una solución. Invertir de verdad en el Recre. Hacer una ampliación de capital con fondos del propietario que dote de liquidez al club con la única base de una confianza real en sus posibilidades una vez salga del lodazal. De esta manera el propietario deposita toda su confianza en la institución, arriesgando de verdad su dinero porque le ve el potencial a la unión del Recre y su capacidad de gestión.

Si no se hace eso, los que lleguen se darán de bruces con la brutal realidad del Recre, y si no tienen liquide inmediata comenzarán a hacer “estupideces” para sacar las castañas del fuego -eso lo hemos vivido ya-. Esas estupideces, por lo general, viven en la frontera de los delitos societarios… volveremos a oír el “Queremos pagar pero Hacienda no nos deja”; o a señalar a profesionales que solo quieren cobrar el sueldo por su trabajo. Decir que al Recre le falta gestión es un error. Al Recre le falta dinero, y mucho; y una vez lo tenga hablamos de gestión.

Este consejo de administración ha traído al Recre a pulmón, sin hacer estupideces, hasta aquí. Y eso, visto lo visto, sí que es heroico.

Es la maldición del Decano: No hay mala intención en nadie que se acerque a comprar el Recre… pero el club los obligará a pasarse al lado oscuro si no traen dinero, pero dinero de verdad. Y eso, al final de la película, se traduce en problemas graves para la entidad, para el que compró sin dinero y para los aficionados.

En resumen, el problema no es que en Huelva no sepamos sacar esto adelante; el problema es que aún no hemos sido capaces de encontrar dinero de verdad, como les pasa a todos los que vienen. Solo la excepción de Líberos del Decano, insuficiente para hacerse con el club, se salva de la quema.

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s