Al Recre no le vale solo AMOR

El Real Club Recreativo de Huelva se instaló hace unos años –lo instalaron- en una situación que ha requerido un cambio radical en la forma de relacionarse de los aficionados con su club.

De una época de tranquilidad y bonanza, en la que el sentimiento y el amor lo eran todo porque el club no exigía nada más (aparentemente), en cuestión 2 ó 3 años nos encontramos al Decano en el centro de un campo minado, desangrándose económica y casi deportivamente, y con la afición instalada en la inercia de un amor y un sentimiento que se revelaban insuficientes para resolver la situación. El Decano nos exigía a voces audacia, conocimientos legales, valentía, conocimientos mercantiles, organización, planificación, altura de miras y otras muchas habilidades, que unidas a los sentimientos y al amor, eran las que nos daban una posible (aunque remota) posibilidad para sobrevivir como institución.

Se usaron todas ellas. El Trust (nadie más) fue a los juzgados a defender al club en el estado de derecho y quienes se habían instalado solo en el amor no lo vieron bien: el tiempo nos ha dado la razón. Se estudió la contabilidad de la entidad, detectando las mentiras del anterior propietario, llegando a la conclusión de que la montaña que había que subir podría estar en el Himalaya, mientras los que aún seguían instalados en el amor y los sentimientos caían rendidos ante los cantos de sirena de Cascajo y sus planificaciones económicas de la Señorita Pepis (“pagaremos con los derechos de televisión cuando ascendamos” ¿lo recuerdan? Nosotros sí) . El Trust convocó la manifestación que acabó echando a las calles de Huelva a cerca de 10.000 personas. Una manifestación que precisó trabajo de organización, directivos repartidos y en contacto con la policía, muchas reuniones para convencer a otros colectivos para que se uniesen. Los que nos organizamos estuvimos trabajando durante la manifestación. Busquen la cara de algún directivo del Trust en la pancarta de cabecera; no van a encontrar a ninguno de esos a los que unos pocos tachan de querer protagonismo; en esa pancarta estuvieron otros. Se diseñó una campaña de salvación (web, estrategias de recaudación, diseño de imagen de la campaña, acuerdos con entidades bancarias, confección de documentación legal). Todo hecho por el Trust con su directiva y voluntarios, mientras en otros lados se seguía pensando que nos salvaría alguien que vendría con dinero, mientras se le ponía la alfombra roja a algo que olía a lo mismo que había antes. Todo preparado según lo previsto para que se uniesen todos bajo una imagen que no era la nuestra, era independiente (Líberos del Decano) para evitar excusas, y en el momento en que terminaron los discursos en la Casa Colón empezase a llegar el dinero.

Y así sigue el Recre, requiriéndonos habilidades, planificación, inteligencia, mesura… en resumen: Construcción.

Mientras el Ayuntamiento se bate el cobre en Madrid con AEAT (con la que hay que cumplir si o si); mientras el consejo (del que nos enorgullece formar parte)  se parte la cara en el día a día para poner en orden lo más básico de la entidad con las pocas herramientas que tienen; mientras se trata de construir un posible futuro en el que la afición tenga su cuota de protagonismo, de un modo reglado, normalizado, con herramientas probadas (véase SLO entre otras cosas que vendrán), todo el que se acerque a esta construcción debe hacerlo con las herramientas en la mano y la cabeza fría. Sin pensar en otra clave que no sea la colectividad completa del Decano.

No es el momento de ser reaccionarios. Nadie debe atribuirse la voz de la afición desde NINGÚN colectivo. Trust, Federación de Peñas, grada de animación etc, solo representan a sus socios, y el abonado del Recre ha conseguido tener una figura a la que acudir, pertenezca a alguna de estas o no, para hacer llegar su voz al consejo.

Desde el Trust aplaudimos este avance, lo apoyamos, y queremos que se afiance. Sabemos que ya hay muchos candidatos para hacerlo que han salido de las gradas del Nuevo Colombino.

No es suficiente con amar al Recre, entre otras cosas porque todos lo hacemos. Ahora el club sigue precisando de nuestras habilidades, y en el futuro seguro que también, dotemos al Recre de las herramientas necesarias para que pueda usarlas. AVANCEMOS.

 

Narciso Rojas

EnvioGuardian01

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s