Sólo el Recre puede salvar al Recre

Hay activos que han pertenecido desde siempre al Decano que han ido desapareciendo, desechados y olvidados. El único motivo para ello es que los dueños actuales no los veían reflejados en las cuentas de resultados. Activos cuyo valor, han confundido con su precio devaluándolos, pues tienen mucho de lo primero y lo segundo no se mide en euros, sino en tiempo y esfuerzo. 
Se trata de una posición en el fútbol nacional, una imagen entre el resto de clubes y aficiones, un prestigio. “Ir con el Decano a jugar fuera de Huelva te hacía ver lo querido que es nuestro viejo club. Te hacía sentir orgulloso”, me comentaba uno de los viejos en esto hace poco.
Pero hete aquí que en tres años con Gildoy el recre no solo ha tirado 125 años de historia a la papelera, sino que ha dilapidado su prestigio y su credibilidad de cara a organismos, jugadores y otros clubes. Me rompe el alma ver en que se ha convertido nuestro club. En manos de un fondo de inversión, que por ahora ni es “fondo” ni ha sido de “inversión”. Unos dueños a la espera del dinero (estos si activos tintineantes) de Adrián Colunga o Chuli, más el dinero de los abonos, para decir que han solventado el problema AFE. No han sido los inversores, ha sido el propio club con sus recursos el que se ha salvado del descenso a tercera. Para ser inversor hay que poner dinero de tu bolsillo y arriesgar. Por lo pronto eso aun no lo hemos visto. Que no llamen invertir a usar los recursos que ya tiene o tenía el decano desde hace mucho tiempo. El viaje que ha iniciado una gran parte de la afición, en rebelión, ya ni se hace a ciegas ni se hace con todos. Gildoy no entra. Se hace desde la unión y la confianza de los de este lado, el Trust ha puesto la chispa. Pero en esa alianza no tienen cabida los que ya decidieron que la grada no tenía nada que decir.   No es una rebelión contra personas, aunque algunos pretendan darle ese cariz para devaluarla (el aparato informativo del consejo es grande), es una rebelión contra las formas, la gestión y la filosofía que representa Gildoy. El Recre se mueve para recuperar al Recre. El Recre necesita un golpe de timón y solo su afición -es decir, él mismo- puede encargarse de darlo hacia la dirección correcta. 

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s