Hagan algo por el Recre

IMG_2353

“Tan solo” un millar de recreativistas ha sido capaz de movilizar el Trust en su campaña de salvación destinada a rescatar al Recre del pozo en el que aún está sumido. Una campaña que está destinada a un número más alto de aficionados y que se ha visto enfriada cuando comenzaba a coger velocidad. ¿Por qué? Pues porque desde el interior del club no han reconocido que hiciese falta salvarlo (para los rectores no hay problema), porque para medios de comunicación importantes de la ciudad tampoco era necesario el rescate, y estos medios son el camino hacia muchos recreativistas que no están en internet y en redes sociales, y si a la afición se le dice que no hay nada que salvar es normal que muchos no se muevan. Aun en este escenario son mil los que han dado el paso.

A parte hay tres tipos de recreativistas si los clasificamos según su respuestas a la campaña, a saber: Los que se lanzaron sin pensarlo conocedores de la filosofía del trust y defensores de la misma, los indecisos que esperan a que la cosa tome forma para unirse y que precisan más información, y los que ven algo oscuro en el Trust. Estos  últimos (no se que cantidad son) hablan de afán de poder, de afán de protagonismo, de segundas intenciones. Dicen que no ven capaz a la ciudadanía y a la afición de hacerse cargo de un club como el Recre, y sus razones pueden ser variadas. Pueden decir que la afición no tiene experiencia, que la afición no tiene capacidad económica.

A todos sus reparos se les puede asignar una de las características del modelo de club que  queremos en el Trust. Si ven afán de poder entre algunos aficionados la respuesta es clara, el día que el trust consiga un Recre de su afición, los que ostenten su representacón serán elegidos democráticamente, y a parte, ¿qué ven de inmoral en que uno o varios recreativistas de los que se sientan en la grada junto a ellos deseen dedicar su tiempo a trabajar para el club en la directiva?¿A caso es este un lugar vetado al aficionado?¿Por qué?¿No se ven ellos mismos haciéndolo?

Con respecto a la capacidad económica y la experiencia de la afición, dos cosas: Un club en el que su afición, de una manera unánime, se preocupa de financiar de su bolsillo su presupuesto realista y controlado es un club apetecible para los inversores. Un club que está gestionado por la gente de su ciudad tendrá más apoyo institucional. Un club con una filosofía deportiva y de gestión como la que propone el proyecto del Trust es una entidad a la que las empresas querrán ligar sus marcas, para que se las relacione con esos valores. Nada de eso es ahora mismo el Recre, “nuestro Recre”. Una entidad que vive un eterno teatrillo desde hace más de un año. Y mientras tanto se encamina de manera inexorable a la desaparición, a la muerte, mientras nosotros nos preocupamos de si Menganito quiere notoriedad, el otro dice que hay que dejar trabajar, otros pidiendo treguas cada mes, medios poniendo el altavoz a las palabras con las que llevan tanto tiempo engeñándonos, otros riendose de los otros 1000 que lo han intentado y seguirán intentandolo (¿cuanto dinero tiene el trust? preguntan con sorna mientras el Recre se les muere). El Recre se muere y el Trust es la solución activa en la que ya estamos un millar de aficionados. Pueden hacerse otras cosas, pero no se queden cruzados de brazos, y háganlas.

Si no se le ocurre nada, informese de lo que proponemos, y si no le gusta, está bien. Cada uno es libre de hacer lo que crea que debe hacer vwww.recretrust.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s