El Recre, El Gato de Schrödinguer y la interpretación de Copenhague

snorg-tees-schrodinger-s-cat

La actual situación del Decano del fútbol español se ha estudiado para darle una solución desde diversas disciplinas. Nadie ha caído en que una de las ramas de la ciencia es la que mejor se adapta al sistema que es ahora mismo el Real Club Recreativo de Huelva y desde el punto de vista de esta es desde el que podemos encontrarle solución.

Tras meses y meses de observación del problema que nos atañe; de ver cómo responde a los diferentes cambios en el ambiente que lo rodea; de tratar de explicar sin éxito su comportamiento intentando basarlo en alguna de las leyes universales de la economía, la sociología, la antropología, la lógica o incluso las matemáticas; tras todos estos fracasos, he llegado a la conclusión de que solo su estudio a través de la Física Cuántica nos dará la clave de lo que ocurre en este pequeño e histórico club nuestro y como puede solventarse.

Pasemos a ello, pero antes unas nociones básicas. “La física cuántica describe, en su visión más ortodoxa, cómo en cualquier sistema físico –y por tanto, en todo el universo– existe una diversa multiplicidad de estados, los cuales habiendo sido descritos mediante ecuaciones matemáticas por los físicos, son denominados estados cuánticos. De esta forma la mecánica cuántica puede explicar la existencia del átomo y revelar los misterios de la estructura atómica, tal como hoy son entendidos; fenómenos que no puede explicar debidamente la física clásica o más propiamente la mecánica clásica.”

Un modo muy gráfico de explicar lo que es la multiplicidad de estados es el llamado “experimento del gato de Schrödinger”. En este experimento introducimos un gato dentro de una caja opaca. En la misma caja colocamos una ampolla con un veneno letal gaseoso y un sistema que rompe esta ampolla dejando escapar el veneno y produciendo la muerte del animal. Lo que activa el sistema que rompe la ampolla es un detector de radiación. Esta radiación puede venir de un dispositivo que contiene una sola partícula radiactiva que tiene un 50% de probabilidades de desintegrarse y emitir esa radiación.

Si cerramos la caja y hacemos pasar un tiempo determinado habrá una probabilidad del 50% de que el dispositivo se haya activado y el gato esté muerto, y una probabilidad igual de que no haya sido así y esté vivo. Según la Mecánica cuántica, mientras no abramos la caja para ver lo que ha ocurrido en su interior, el gato estará al mismo tiempo vivo y muerto, resultado de una superposición de los dos estados, la multiplicidad de estados.

Con el Decano nos pasa algo parecido. Con las pocas certezas que tenemos sobre su estado real, podemos afirmar que el Recre, en una superposición de estados al estilo de la interpretación de Copenhague del gato de schrodinguer, está vivo y muerto al mismo tiempo.

En la ciencia, incluida la física cuántica, la acción de medir un sistema supone un cambio en su situación que lo hace diferente comparado con el momento en que no se está midiendo. En el caso de nuestro gato de Schrödinger, medir significa abrir la caja y observar si sigue o no vivo. Esta acción de medir eliminaría la incertidumbre que existiría sobre el sistema, rompiendo la necesidad de una superposición de estados para poder explicarlo. Es decir, en el caso del Recre podemos decir que si abriésemos la caja, el club pasaría de estar vivo y muerto al la vez, a estar en uno solo de esos dos estados.

Los últimos años del Recre, la opacidad en su gestión y la falta de ganas por parte de sus dirigentes de hacer a su afición partícipe de la gestión del mismo, nos llevan a estos extremos. Recurrir a la física cuántica para poder explicar la situación del Decano es el resultado de la incertidumbre de estos observadores que somos los recreativistas con respecto a la realidad en la que vivía y vive el club.

El Trust pretende medir al Recre, abrir la caja para asomarse y poder actuar sin incertidumbres. La acción de medir nos dará a los aficionados certezas de si nuestro Recre, que está en la actualidad en dos realidades al mismo tiempo, es o no viable. Cuando abramos la caja, perturbaremos este estado de superposición y veremos si el Recre está vivo, o muerto.

Solo existe una diferencia entre lo que el Trust pretende y lo que significa abrir la caja del gato. En el caso del Trust, su asamblea puede decidir abrir la caja de un modo que pueda llegar a desbalancear la igualdad de probabilidades entre los dos posibles estados en los que se encuentra el Club. Abrir la caja no tiene sentido si no es para coger al gato, llevárnoslo a casa y evitar que venga otro Schrödinger para volver a experimentar con él y a obligarnos de nuevo a abrirla, con el esfuerzo que eso conllevaría. Solo tenemos una oportunidad de hacerlo bien, no la dejemos escapar. Y en esta hay incertidumbre, imagina si dejamos pasar el tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s