El Trust y la Federación de Peñas. Una opinión personal

  
Recientemente la Federación de Peñas del Real Club Recreativo de Huelva ha tenido que realizar unas declaraciones para salir al paso de algún comentario en el que se insinuaba que se oponían al Trust y sus formas de proceder.

Este tipo de situaciones es el resultado de encontrarnos en la fase de inicio de una transición en el modo de funcionar de la afición Recreativista. Tanto aquellos que acusaron a la Federación de Peñas de oponerse al movimiento del Trust, como ahora la misma Federación de peñas al salir a desmentirlo, están analizando la situación actual bajo un prisma y con unas normas que ya no son  válidas.

El Trust no es una asociación con una linea de actuación determinada. El Trust es solo un sistema al servicio de TODA la afición recreativista que desee usarlo. No se puede ir en contra del Trust desde el momento en que el Trust permite que todas las voces se oigan en su asamblea y todos puedan debatir sobre qué es lo mejor para el Recreativo de Huelva con total libertad. No entra en cabeza humana que una entidad como la federación de Peñas pueda oponerse a un sistema que le da voz y voto a la afición. Sí se pueden encontrar desacuerdos con las decisiones de la Asamblea que el Trust (de hecho no se aprueban por unanimidad, si no por mayorías) ejecuta, decisiones con la carta de garantía de haber sido decidías democráticamente; pero eso tiene fácil solución. Cualquier persona o entidad tiene abiertas la puertas del Trust para que pueda acceder a su asamblea y expresar sus puntos de vista y los modos en los que la afición debe actuar. En la Asamblea abierta en la que se aprobaron los estatutos del Trust democráticamente, uno de los debates más intensos fue si se permitía a las personas jurídicas (empresas, asociaciones,  federaciones,  etc.) ser socios del Trust, siempre bajo la premisa de 1 socio 1 voto, y se decidió por votación a mano alzada que si. Es decir, la Federación de Peñas podría ser socio del Trust y exponer en las asambleas mediante la asistencia de un representante cuales son sus puntos de vista e ideas, libremente y exponiéndolas a votación. Las peñas también pueden ser socios, y los miembros de peñas también (como lo son ya muchísimos).
En las declaraciones de la Federación de Peñas se notaba cierto malestar por cómo se inició el Trust. Los orígenes del mismo están en una Asamblea Abierta a todo el público y en la que todos los asistentes que lo desearon pudieron participar activamente, y a la que asistieron miembros de peñas y de la Federación de Peñas. Se contó con todo el recreativismo, sin distinción de ningún tipo, y se sigue contando con todos. El Trust no puede ir de la mano de la Federación de Peñas ni de la mano de nadie, solo tiene una mano y esta está ocupada agarrada a su asamblea de socios. Un órgano democrático en el que cualquier persona física o jurídica que se haga socio puede entrar, hablar, debatir, proponer u oponerse a cualquier idea, para después del debate, entre todos y por votación, decidir qué es lo que va a hacer el Trust.
La estructura de la afición ha cambiado. El Trust no es una asociación al uso de las ya existentes. El Trust es un sistema, y pretende imbuir su forma democrática de actuar en los órganos de gestión de nuestro Recre. Nada más. ¿Quién puede ir en contra de eso?
N. Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s