Gracias

Vueltas alrededor del sol. una, dos, tres…  ¿Qué tiene de especial el día de tu cumpleaños si no hay ninguna celebración, digamos… REAL? Nada tiene de especial ese día. Las fechas son a los días como los nombres a los niños. ¿Qué tienen en común un 17 de marzo de hace 39 años con este 17 de marzo? lo mismo que dos niños que se llaman Alvaro, o dos niñas que se llaman María. Cualquier perecido entre ellos es fruto de la casualidad, pero no del nombre que se les puso.

Vueltas alrededor del sol. quince, dieciséis, diecisiete… ¿Qué tiene de especial el día de tu cumpleaños si en realidad el planeta solo está en una posición relativa a otro cuerpo parecida a la del día de tu nacimiento? Pasan horas, días, semanas, meses y te plantas de nuevo en un 17 de marzo. ¿Qué mas da cómo se llamase el día en que naciste? Es solo fruto de una decisión matemática arbitraria para medir el tiempo. Las experiencias se acumulan a lo largo de ese TIEMPO, vives, y en tu cabeza se siguen construyendo las personas que constituyen tu pequeño escenario vital. Esas personas son los que deberían de hacer de referencia a la hora de medir el tiempo. Los días y las horas de Fernando y Aurora, y Paco y Fernanda; las semanas de Antonio Pelayo, Alejandro, Eduardo, Jose, Angelines, Gaspar, Manolo, Eva, Fran, Paca, Manuela, Juana; los meses de Ivan, Maria del Mar, Andrés y Paqui Y Lucía; las estaciones de Mi hermana María, Steven y Susan, Susana, Los años de los Wright, Claire, Angel, Michelle. Las décadas de Mariví, Silvia, Gema o Josemari… y los segundos, las milésimas de segundo, los microsegundos, los átomos de tiempo de Rocío.

Con ese, mi propio sistema de medida del tiempo, soy capaz de determinar aquel que vosotros, por pequeño que sea, habéis dedicado a felicitarme por este día, que en vuestro calendario es especial para mi. Por eso muchas gracias de parte de una persona que hoy tiene 3 marivís y Silvias, ocho wrights y Claires, once paquis y Lucías y Andres, y Marías del Mar e Ivanes; tres Antonios Pelayo y Angelines y Pacas, Seis Auroras, veintitrés Fernandos; e infinitas Rocíos… Podéis imaginar el valor que tiene que hayáis gastado el equivalente a una sola Rocío pensando en mi para felicitarme. MIL GRACIAS. Me dio un vuelco el corazón con cada uno de vuestros mensajes. Seguid ahí, por los Recres de los Recres   ;)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s