Yo acuso. Rugby Prop.

Los seres humanos tenemos un don para desvirtuarlo todo. Somos expertos en olvidar los orígenes de las cosas y convertirlas en algo que no tiene nada que ver con su genésis. En esa alienación de las cosas está la explicación de que en Huelva tengamos grandes clubes deportivos de deportes minoritarios que, tras alcanzar un rotundo éxito a nivel nacional, están a punto de desaparecer asfixiado por la falta de ayudas.

¿Es posible que un equipo de futbol femenino o bádminton, estando en lo más alto, pase estas penurias? De eso nos acuso. Fijarnos en los éxitos deportivos del primer equipo como la razón para la llegada de ayudas es un error. Un error provocado por el olvido en que hemos sumido a la génesis del deporte.

El deporte moderno, origen del actual, salió de las aulas de las Universidades. Sus profesores detectaron el enorme potencial que tenían estas actividades físicas regladas como complemento a la formación de sus alumnos más jóvenes. Moldearon las reglas para adaptarlas a la enseñanza de valores como el trabajo en equipo, el sacrificio, la habilidad mental, la planificación, la convivencia en el grupo y la competitividad bajo unas reglas que respetar, respeto al adversario, y todo esto con el corazón a mil por hora. El deporte era y es un entrenamiento para la vida real. Por eso, cuando se reclaman ayudas para estos clubes erramos al fijarnos en sus maravillosos primeros equipos y olvidarnos de que muchos pequeños y jóvenes están completando su educación con ellos. Ies La Orden, Conquero , Sporting o Tartessos Rugby están haciendo un trabajo importantísimo con su cantera. Pero no para nutrir a su primer equipo, sino para nutrir a la sociedad de personas más completas gracias al deporte. De ese beneficio social es del que deben acordarse las empresas y organismos a la hora de arrimar el hombro. No nos dan éxitos deportivos, nos ayudan a crear una Huelva mejor. Yo acuso a todos los que amamos el deporte de haber olvidado la verdad del juego. Los primeros equipos en realidad, aunque parezca un contrasentido, son secundarios.

 

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s