LAS PEÑAS DEBEN REINVENTARSE

En todos los estatutos de las asociaciones que se denominan Peñas Recreativistas aparece en el apartado de los fines u objetivos de la entidad un artículo en el que se dice que apoyarán con su trabajo al Real Club Recreativo de Huelva. No es literal, pero es eso básicamente. Como todo en este mundo, ese artículo es interpretable en cada situación que deban arrostrar a lo largo de su vida.

La Peñas nacieron al calor de los clubes deportivos que empezaron a mostrar hipertrofia en la primera mitad del siglo XX. Al principio los clubes, todos pequeños y controlados por sus pocos socios, eran lugar de reunión de todos ellos. El éxito del fútbol los hizo crecer, convirtió lo que antes era un pequeño grupo de amantes del deporte en entidades con un gran número de socios y con equipos cada vez más competitivos. Llegó el profesionalismo, los socios eran tantos que ya no se conocían todos entre sí, y comenzaron a reunirse en grupos con los que asistían a los encuentros o se reunían para realizar tertulias sobre el propio club. Así nacieron las peñas. De la necesidad de recuperar las horas de debates futbolísticos, de organizarse para hacer cosas juntos y con el club. Pasaron a convertirse en grupos de aficionados que veían en el asociacionismo un modo de trabajar por el bien de su club. Y es que realmente era suyo.

La llegada de las SAD fueron el inicio del fin para este modo de ver el fútbol. Las peñas han pasado por distintas épocas a las que se han ido adaptando. Pero la llegada de las SAD no la han digerido aun después de tantos años. Las Peñas Recreativistas deben reinventarse. Deben iniciar un debate profundo interno en el que se han de plantear su posición actual con respecto al club convertido en SAD. Las personas que han invertido en el fútbol contaban con un público entregado, tan entregado que incluso se reúnen en locales para hablar de la “empresa-club” (cualquier empresa de otra índole estaría encantada con esto). El negocio parecía interesante. Pero resultó que el aficionado-cliente ya no es como el aficionado de antes. Las Peñas las forman estos aficonados-clientes; son sus socios y se encuentran perdidas en el mundo de las SAD. No deben desaparecer, pero deben replantearse sus objetivos. El club las necesita, pero no en su forma actual. Deben ser garantes de cosas que la empresa-club debe escuchar por el bien del negocio y por el bien de la entidad. Todas las empresas tienen una misión, una visión y unos valores. Ahí es a donde deben apuntar las Peñas. Salir del amodorramiento actual y coordinarse para, con estructuras internas diferentes a las actuales, con gente nueva en sus juntas, ayudar de verdad al Recreativo.

El Recreativo Supporters´ Trust tiene claros sus objetivos. Queremos un club de todos y de la comunidad. ¿Tienen las peñas recreativistas claros los suyos? Debatan sobre ellos.

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s