Ser del Recre es una Putada

Ser del Recreativo, señoras y señores, es una putada. Qué le vamos a hacer, uno no elige al club de sus amores, es el club el que lo elige a uno, y aquellos que resistiéndonos o entregándonos fuimos elegidos por el Decano del Fútbol español para ser Recreativistas estamos condenados a una serie de calamidades de las que no podremos escapar nunca.

Por lo pronto no tenemos un archienemigo, un rival a batir que sienta el mismo desprecio por nosotros que sentimos nosotros por él. Nos pueden dar dolores de estómago clubes como el Sevilla o el Xerez, pero uno de ellos ya tiene a su antagonista y el otro, sinceramente, no me alegro de sus derrotas (tampoco me hacen feliz sus victorias) y eso es una característica importantísima a la hora de tener un club rival. Y sin club rival, pues no es lo mismo.

Nuestro club siempre ha llegado tarde a las grandes citas. Tarde llegamos al momento en que se crearon los grandes. El amateurismo romántico (me encanta esta parte de la historia del decano) al que nos amarramos, como deberían haber hecho todos los que escucharon los cantos de sirena del profesionalismo, nos dejó al garete, en alta mar, mientras el resto comenzaba a construir el futbol actual. Un niño, hijo de un amigo, bético y con ganas de hacer daño, me preguntó una vez: “¿Si el Recreativo es el más antiguo por qué nunca ha estado en primera división hasta hace poco?” mi contestación fue, “porque estábamos jugando al fútbol, niño”. Muy bonito, si, pero… Sobre la llegada tardía del club al mundo de las S.A.D. para qué hablar. La llegada de las S.A.D. ya fue una calamidad.

No vamos a hablar de tener a Sevilla tan cerca y el daño colateral que eso supone para el Recreativo, o para la ciudad. No es esta cercanía la principal culpable de los males que aquejan a nuestro club y a nuestra ciudad, pero lo suyo ha ayudado.

La posición de nuestro Decano también es rara por su tamaño. Demasiado pequeño para aguantar entre los grandes (no olvidemos que la pasada temporada no pasamos de los siete u ocho mil abonados), y demasiado grande para relacionarse con el resto de clubes de Huelva y provincia. Tener que ver como aficionados de clubes a los que sigues y de los que deseas grandes victorias como el Ayamonte CF o personas del fútbol base y regional onubense hablan mal del Recreativo, provoca un dolor en el corazón tremendo. La reacción siempre es de seducción y atracción. Buenas palabras. Aunque al final uno termina pensando, “no os hagáis recreativistas, seguid siendo del Sevilla, del Betis, del Madrid o del Barça, pero encima no nos puteéis, que bastante tenemos con lo nuestro”. Quizás, épocas pasadas con algún que otro atropello torpe por parte de dirigentes, que no medían bien sus acciones y no le daban a la provincia la importancia que realmente tiene para el Recreativo, haya dejado un poso de odio en un pequeño reducto de gente de fútbol, cada vez menos. A parte. Está el recreativista de la provincia. Por si no era suficiente ser recreativista a secas. Rodeados de gente que desconocen de qué va esto del fútbol, madridistas descafeinados de bar y Culés de idem, con nuestros hijos pequeños preguntándonos cuándo jugará el Recre la Champions (entre extrañados e ilusionados por no ver a su equipo en esa competición), deslumbrados por las retrasmisiones televisivas y las hazañas de esos héroes lejanos. “¿Entonces el Recre no está en primera? No hijo, está en segunda, pero hace poco lo estuvimos; pero no importa el Recreativo es el mejor”; y ves como vuelve la cara hacia el césped del Nuevo Colombino con cara de orgullo asintiendo con la cabeza. Eso es lo que hay.

Y del Recreativista del Condado, para qué hablar. Un héroe, una pica en Flandes, la primera línea de choque. Y encima tiene que escuchar que el Condado no es Recreativista. Y sobre el de la Sierra, como en aquél anuncio de una tarjeta de crédito… combustible para ir desde Alájar o Campofrío al Nuevo Colombino, 15 ó 20 euros; Un paquete de pipas y una botella de agua para el partido 2 euros;  Una camiseta del Decano para ti y otra para el niño, 80 euros; un café a medio camino 1 euro. Hacer doscientos kilómetros para ver a tu equipo perder contra el Alcoyano jugando a algo que no sabes si llamar fútbol… eso, eso no tiene precio.

En fin, podría seguir y completar un libro entero, todos conocemos nuestra situación. Lo único que nos mantiene blanquiazules es ese cosquilleo de antes de que sucedan las cosas. El cosquilleo de antes de comenzar la liga, el cosquilleo de antes de comenzar un partido, el cosquilleo del viaje hasta el Nuevo Colombino, el cosquilleo de ser del Recre. Y es que la fe mueve montañas, si no ¿cómo ser Recreativista?

Narciso Rojas

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recreativo de Huelva. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Ser del Recre es una Putada

  1. Kiko Marchante dijo:

    Bueno Narci, aclararte que soy recreativista de siempre, nunca me he planteado ser de otro equipo, tengo mis preferencias, pero el primero es el equipo de mi capital, porque es de mal nacido no querer al equipo de tu tierra.
    El estar en primera división, claro que si, es mucho mas bonito que estar en segunda, lo importante es estar y saber estar. Huelva es pequeña, pero si las cosas se hacen bien, es lo suficentemente magna e importante como para estar entre los grandes. Hay equipos de capitales muchos más pequeños que nosotros y lo están.
    El deporte es una cosa y la política es otra cosas, el deporte une y la política, cuando entra en deporte, caos y enfrentamientos.
    El buen aficionado al futbol, no se plantea el no tener un equipo rival en su capital, los aficionados al futbol no entramos en esas paranoias, los forofos se ciegan y se aparapetan en su intransigencia. El aficionado al futbol disfruta viéndolo las evoluciones de los jugadores en el terreno de juego y sus posiciones en el campo, y si tenemos suerte podemos hasta contemplar genialidades dignas de figurar en uno de los libros de poesia de Pablo Neruda.
    De momento creo que tenemos que darle un voto de confianza a lo actuales gestores, hay comentaristas deportivos que ya han sobrepasado la raya roja, pero el movimiento se demuestra andando, esperemos que empecemos a caminar y veamos que lo estan haciendo con acierto y alegría.
    Por último, Narci, el que no quiere al recreativo no quiere a nadie.

  2. Jesús Rodríguez Redondo dijo:

    Genial Chicho. Me quito el sombrero. Lo comparto en mi muro. Un fuerte abrazo

  3. Manuel Domingo dijo:

    Grandísima reflexión, me ha gustado mucho Narciso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s