Capitanes Intrépidos #NuñezSeQueda

¿Pueden los hechos y las cosas concebirse fuera de la estructura proposicional del lenguaje? ¿Hay mecanismos para contradecir, corregir, oponerse a las ideas o a las cosas más allá del sistema de enunciados que le dan forma?

 

No todo en la vida es fácil de arrancar de las garras de la dialéctica, del corsé del lenguaje, de la interpretación subjetiva –incluso plurisubjetiva- pero a veces nos encontramos con ideas tan objetivas que transcienden de las experiencias individuales y nos convierten a todos en contingentes.

 

En el mundo del fútbol son muy pocas las certezas y las realidades que existen con independencia de nuestras descripciones, pensamientos y opiniones. Entidades, estas tan escasas, independientes de todo y de todos, con una vida propia y objetiva.

 

El fútbol es un mundo dado a la mitología; de hecho el fútbol necesita de la mitología para sobrevivir; y en el caso de nuestro club, el Recre, esta mitología no solo se compone de leyendas de la antigüedad. Los aficionados actuales nos sentimos como habitantes de la Grecia clásica, coetáneos de las hazañas relatadas por Homero o Virgilio, en la que los Dioses y los héroes se movían entre los mortales.

 

Algún día alguien escribirá lo que ha ocurrido y está ocurriendo en el Decano del fútbol español en nuestros días, y con la pátina de leyenda que le da a los relatos la lejanía en el tiempo, algunos reconocerán a los héroes y semidioses que ahora viven entre nosotros.

 

El trabajo de personas como Jesús Vázquez y Antonio Núñez para soportar sobre sus espaldas la base deportiva de este club en los años oscuros; su lealtad, su valentía, su inteligencia y su entrega; y su humildad ennoblecen a este escudo. Capitanes intrépidos que mostraron calma cuando más se necesitaba; mostraron enfado cuando tocó; y lideraron a sus equipos porque estos depositaron en ellos sus destinos. Capitanes junto a los cuales los océanos empequeñecen, y las travesías son un fin en sí mismas.

 

El fútbol tiene sus héroes, y uno muy importante para nosotros los recreativistas de este Recre clásico e histórico que estamos viviendo es Don Antonio Núñez. Queremos que se despida del fútbol en nuestro equipo; queremos que nos guíe de nuevo; queremos que la última camiseta que vista sea la de el Decano del fútbol español, porque sabemos que es lo que quiere, porque piensa que eso es un orgullo para él, pero sobre todo porque el Recre debe cuidar a los que le dan todo lo que tienen; porque honrar a hombres como Antonio Núñez es lo que realmente hace que los clubes se hagan grandes; porque por encima de títulos y ascensos están el honor, la humildad y el eterno agradecimiento a los nuestros. Si queremos ganar títulos y conseguir ascensos el camino es ese, hacernos grandes honrando a los Capitanes Intrépidos. Si nadie se encarga de esta tarea en el Recre nos tocará a nosotros, los aficionados de infantería, hacer que el club honre a los suyos.

 

#NuñezSeQueda

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Tercera vía (Recre)

¿Está obligado el Ayuntamiento de Huelva a vender el Recre? ¿Estaba obligado el Ayuntamiento de Huelva a vender el Recre? ¿Estará obligado el Ayuntamiento de Huelva a vender el Recre?

 

El único motivo para vender el club a una sociedad o empresa que se haga con la mayoría de acciones es económico. El Recre para sobrevivir necesita dinero extra, más allá del que sea capaz de generar con su actividad. Pagos del concurso, deudas privadas posteriores al concurso, los acuerdos de pago de estas y, sobre todo, los pagos del acuerdo alcanzado con Hacienda. Este sobrepeso no es capaz de soportarlo el Ayuntamiento de Huelva sólo.

 

Lo que no se ha estudiado en profundidad es lo que podríamos llamar “la tercera vía”. El club lleva en manos municipales dos años. En ese tiempo el propietario ha conocido mejor que nadie los problemas que soportaba y soporta la entidad y su capacidad de generar ingresos; además conoce el entorno social, político y económico de la provincia de Huelva; y lo más importante, está en una posición en la que se le presupone una capacidad de liderazgo suficiente para movilizar a los sectores necesarios para hacer que se abra una tercera vía.

 

El Ayuntamiento ha tenido dos años para haberse convertido en el punto de apoyo con el que mover el mundo. El problema es que nunca hemos visto (ni el equipo de gobierno, ni nadie) la existencia de esos dos años en el activo del club con la suficiente antelación. Solo hemos sido conscientes de ese tesoro conforme este ha ido gastándose.

 

El Ayuntamiento, si hubiese visto esa cantidad de tiempo por delante, podría haber planificado y liderado una solución que le hubiese dado estabilidad al Decano. Partiendo de la base de una expropiación más que justificada; teniendo en cuenta que soportamos como ciudad el pago de la deuda contra la masa del club; conociendo el dinero extra que va a necesitar el Recre en los próximos tres años; conocidos los pagos a arrostrar; con las características de la afición recreativista, y conocida la capacidad de generar ingresos del club; con la anticipación suficiente y el liderazgo del ayuntamiento hubiese sido posible una coordinación eficiente de los poderes políticos (ayuntamiento, Diputación y Junta), los poderes económicos de la provincia y los poderes sociales para diseñar esa tercera vía.

 

La tercera vía se basa en convertir al club en un verdadero referente de Huelva. Un proyecto en el que todos los poderes anteriores, promovidos desde el Ayuntamiento de la ciudad al unísono, hablando a la vez con todos ellos, y proponiéndoles participar en el diseño del futuro del Recre, desemboque en una entidad que gestione el club con la participación reglada (bajo unas normas escritas) de todos los agentes antes enumerados, todos ellos con un compromiso previo que asegure su participación y la supervivencia del Decano, convirtiendo a este en algo más que un simple club de fútbol.

 

Una de las bases del éxito de esta tercera vía está en la participación en el diseño de la misma de TODOS los agentes. Y no hablamos de transparencia, porque nadie se queda fuera mirando; hablamos de inclusión, porque se precisa la participación activa de todos en la sala de máquinas. Y para eso se requiere una generosidad y una valentía institucional y política enorme, tanto desde el equipo de gobierno como desde los grupos de la oposición. Y puede ser que aquí es donde hubiese jugado uno de sus papeles clave la afición; en la exigencia a los políticos de esa valentía y esa generosidad.

 

Un Recre comandado por los poderes reales de la ciudad, con unos mecanismos que permitan a la afición su participación democrática y con influencia desde las gradas hacia el palco, con conocimiento y reconocimiento de los esfuerzos económicos y políticos de todos los participantes; y con mucha altura de miras.

 

El problema es que el comburente para hacer mover este motor es el tiempo para la necesaria planificación y para alcanzar ese gran “contrato social por el Decano”, y como decía antes, cuando éramos ricos en meses, días, horas y minutos no supimos verlo.

 

El proceso de venta hoy es inevitable, pero si resultase fallido, ¿podríamos pararnos unos días a pensar de qué tiempo disponemos? Puede que realmente no lo tengamos ya; puede que sí lo tengamos y vuelva a estar lejos del alcance de nuestro entendimiento; puede que lo tengamos y lo veamos. No lo sé; pero si volviésemos a tener los bolsillos llenos de tiempo deberíamos intentar esa TERCERA VÍA. Del equipo de gobierno depende. Tienen capacidad de sobra para liderarlo.

 

No es una utopía un Recre de Huelva, solo es necesario que Huelva quiera.

N. Rojas

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La información sobre el Recre y el aficionado albiazul.

Fue el gran José Luis Sampedro al que escuché esta frase: “la libertad de expresión no sirve de nada sin libertad de pensamiento”. La libertad de información es una extensión de la libertad de expresión y junto con el derecho a la libertad de prensa forman uno de los tejidos sobre el que se sustenta la creación de las opiniones y decisiones personales dentro de la sociedad.

 

Los medios de comunicación son parte fundamental del entramado en el que se apoyan los ciudadanos a la hora de crearse una opinión sobre cualquier tema. Los medios, en su supuesta búsqueda de la objetividad y de la opinión fundamentada, precisan de una aproximación al objeto de su información lo suficientemente seria como para que esta venga a llenar de más libertad de pensamiento a la sociedad.

 

En el caso del Recreativo de Huelva es eso lo que creo que debemos exigir a todos los que se dedican a informar sobre nuestro club y todo lo que le rodea. Seriedad en la información para apoyar la libertad de pensamiento del aficionado recreativista que realmente va a hacer valiosa su libertad de expresión.

 

Esta responsabilidad del informador es indisoluble de la libertad de información y de la libertad de prensa, pero no es aceptada por algunos informadores de la realidad del Decano, lo que acaba convirtiendo el medio ambiente en el que se mueve nuestro club en un cafarnaun que precisa de un esfuerzo grande por parte del lector, telespectador, oyente, aficionado al fin y al cabo, para poder formarse una opinión adecuada sobre la realidad del Recre.

 

Ese esfuerzo, queridos compañeros de asiento en el Nuevo Colombino, es cosa nuestra, y nos obligan a realizarlo. Mira quien patrocina los medios; observa quienes son habituales en una u otra tertulia; escucha con atención las preguntas retóricas de algunos informadores; entérate de cuáles son las tendencias políticas de cada informador; pregunta a aquellas personas sobre las que se habla sin que ellos estén presentes; nunca olvides que son negocios para tener beneficios (aunque se escondan como grandes amantes del Recre, que pueden serlo también, pero no solo eso) y entonces quizás podamos hacernos una idea aproximada de la realidad del Decano y dar así nuestra opinión sobre ella con fundamento y libertad, sea esta opinión la que sea. Eso ya es cosa vuestra.

Narciso Rojas

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Carta abierta al “periodismo” deportivo de Huelva

Hay que hablar claro. La falta de profundidad en los debates sobre todo lo que atañe al Recre no tiene su origen en la mediocridad, lo tiene en la necesidad por parte algunos informadores de mantenerla así para tener de qué hablar.

Cualquier tema se vuelve pantanoso para aquellos que estamos involucrados. La falta de estudio, de tacto, de análisis, de esfuerzo por conocer una realidad compleja, y el interés por crear polémica –interés crematístico en la mayoría de las ocasiones- reduce una realidad compleja al nivel de un cuento para niños en el que son capaces de hablar hasta de buenos y malos (el bien y el mal, muy profundo, si señor). Eso retrae a los que nos la jugamos en el día a día por este club a la hora de decidir salir a poner un pie en la calle de la información. Es una pena que ante cualquier realidad tengamos que decidir entre dos opciones: callar y seguir adelante sin que la información llegue a nadie o exponernos a una más que probable interpretación sesgada a la medida del interés dinerario del que vende la publicidad de su periódico digital, su emisora de radio (nunca receptora) o cualquiera que sea su medio para llegar a la masa recreativista.

Esto, al final, va en perjuicio del recreativista de infantería, al que todo llega con demasiado ruido, ornamentado y con lo realmente importante sin analizar, cocinado para crear una polémica que solo beneficia al que vende publicidad en su medio. Va en perjuicio de los que bajamos a la arena, porque acaban agotándonos esos que tienen un micrófono o un teclado a la mano todos los días. Y va en perjuicio del club al que le afecta sobremanera que unas asociaciones de aficionados como el Trust o la Federación de Peñas acaben cansados de tanta manipulación, tanto uso personal y crematístico, y de tanta polémica. Ni Roberto Sánchez, ni los firmantes de la querella, ni los voluntarios del Trust, ni José Antonio Cabrera, ni Roberto Picos, ni los presidentes de peñas, ni yo mismo tenemos una paciencia infinita. A aquellos que se han propuesto explotar nuestro trabajo para el Recre para sacar tajada les digo. Por mi parte deben saber que ya no va a ser gratis, que vamos a sacar a relucir su falta de ética cada vez que la veamos.

Y para que quede claro. En este grupo no están Huelva Información, Ondacero (Nacho), Albiazules, Ubric, Asensio, la cadena SER (Fran), Manoli Chico, la gente de Radio Marca, Recrecantera, Nardy Lafuente, Rafa Mora… seguro que se me olvida alguno más que lo está haciendo bien, que no se me enfade, ellos saben quiénes son.

Para los demás. Ánimo. Puede que tener afición por otros clubes como el Sevilla o el Barça o el Madrid sea un lastre a la hora de entender esta locura del Recre; puede que no tener la licenciatura en ciencias de la información sea una losa para hacer buen periodismo; pero no desfallezcáis. Las facultades siguen abiertas, y del Recre se puede aprender mucho solo con observar con espíritu analítico y trabajando pensando que su afición no es una banda de inútiles que se traga todo lo que se le eche.

Somos una afición con una inteligencia grupal e individual enorme, no olviden eso nunca, recuérdenlo diez segundos antes de agarrar su micrófono o comenzar a teclear.

Es sencillo. Informen con profundidad y no nos sigan tomando por tontos. Que estamos empezando a estar un poco hartos.

Cuando uno no busca nada se puede escribir con esta libertad.

 

Narciso Rojas

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Recre –y nosotros los recreativistas con él- es víctima del estado en el que lo dejaron los antiguos propietarios; es víctima de engaños como los de Vicente Simón (más de lo mismo); es víctima de la falta de tiempo y dinero, esa que hace que ahora, obligatoriamente, se encuentre controlado por un grupo gestor económico y deportivo. Nada que objetar, no nos quedó más remedio, y llegaron con lo que se necesitaba para salvar al club del descenso administrativo a tercera división: dinero en forma de préstamo. Un acreedor más.

 

A lo que si hay cosas que objetar es a la gestión deportiva que Eurosamop ha hecho y está haciendo hasta hoy con el primer equipo. La llegada de jugadores desde fuera a cambio de la salida de los de aquí no ha servido para evitar estar al borde del descenso. Ahora llega una situación mil veces vivida en este club y en otros muchos: los que están al mando no quieren renunciar a la parte que ahora les interesa de aquello a lo que le han dado la espalda. Ahora “hay que llenar el campo”; “la afición debe meter el primer gol”; “tenemos que ser el jugador número 12”. Pues miren ustedes: ya está bien. Ya está bien de usarnos como clientes a la hora de pagar y recibir el producto, y usarnos como fieles amantes de nuestro equipo cuando este se encuentra en apuros por una mala gestión deportiva (espero que no económica).

 

Salvamos al club hace dos años con mucho esfuerzo y para conseguirlo, estando aún Gildoy como propietario al inicio de una campaña que duró 25 días, tuvimos que prometer la reserva de la capacidad de decisión para los aficionados en una serie de temas. Esto sigue sin haberse hecho realidad a día de hoy: se necesitan juntas de accionistas y no sé cuántas condiciones más para que así sea; se ha tratado de poner en marcha un oficial de enlace con la afición que parece que ha nacido muerto; todo lo que se ha intentado de cara a que el aficionado se sienta partícipe del día al día de un club que nos debe la vida ha fracasado ahogado en un mar de intereses espurios y miedo a la participación de la gente, aun cuando esta se propone de un modo ordenado y eficiente.

 

Solo nos piden que nos sintamos partícipes de este fracaso deportivo, pidiéndonos que vayamos a animar. Antes clientes, y ahora responsables, porque el Recre somos todos.

 

¿Y saben qué? Lo más probable es que respondamos y vayamos a intentar sacar esto adelante; porque si exigimos respeto es por el incondicional amor a unos colores de esta afición.

 

Este modelo en el que se ha instalado el Recre solo conocerá el triunfo con el ascenso de categoría de un grupo de jugadores a los que se les paga para que hagan un trabajo. Así es el fútbol negocio. El éxito del gestor está más en la cuenta de resultados, pero no la del Recre sino la suya propia (todo lícito, es el modelo de fútbol que hemos dejado que nos invada).

 

Pero la realidad es que siendo nuestro pequeño club como es, el único modo de que este conozca la victoria es consiguiendo que nos sintamos orgullosos de la entidad. ¿Cómo se hace eso? Construyendo una filosofía de club que tenga en cuenta al aficionado; que tenga en cuenta la comunidad en la que reside; haciendo un Recre más andaluz y más onubense; y haciendo al Decano algo más nuestro, no solo sentimentalmente hablando, sino legalmente hablando.

 

Entonces no será necesario que nos llamen a filas, porque estaremos tan identificados con el club y sus equipos que este será realmente parte de nuestras vidas.

 

Mientras tanto, no les quedará más remedio que tirar de marketing para llamarnos.

 

Espero que se consiga pronto darle a los que participaron en la campaña de salvación “Líberos del Decano” aquello que se les prometió, ese será un primer paso.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Al Recre no le vale solo AMOR

El Real Club Recreativo de Huelva se instaló hace unos años –lo instalaron- en una situación que ha requerido un cambio radical en la forma de relacionarse de los aficionados con su club.

De una época de tranquilidad y bonanza, en la que el sentimiento y el amor lo eran todo porque el club no exigía nada más (aparentemente), en cuestión 2 ó 3 años nos encontramos al Decano en el centro de un campo minado, desangrándose económica y casi deportivamente, y con la afición instalada en la inercia de un amor y un sentimiento que se revelaban insuficientes para resolver la situación. El Decano nos exigía a voces audacia, conocimientos legales, valentía, conocimientos mercantiles, organización, planificación, altura de miras y otras muchas habilidades, que unidas a los sentimientos y al amor, eran las que nos daban una posible (aunque remota) posibilidad para sobrevivir como institución.

Se usaron todas ellas. El Trust (nadie más) fue a los juzgados a defender al club en el estado de derecho y quienes se habían instalado solo en el amor no lo vieron bien: el tiempo nos ha dado la razón. Se estudió la contabilidad de la entidad, detectando las mentiras del anterior propietario, llegando a la conclusión de que la montaña que había que subir podría estar en el Himalaya, mientras los que aún seguían instalados en el amor y los sentimientos caían rendidos ante los cantos de sirena de Cascajo y sus planificaciones económicas de la Señorita Pepis (“pagaremos con los derechos de televisión cuando ascendamos” ¿lo recuerdan? Nosotros sí) . El Trust convocó la manifestación que acabó echando a las calles de Huelva a cerca de 10.000 personas. Una manifestación que precisó trabajo de organización, directivos repartidos y en contacto con la policía, muchas reuniones para convencer a otros colectivos para que se uniesen. Los que nos organizamos estuvimos trabajando durante la manifestación. Busquen la cara de algún directivo del Trust en la pancarta de cabecera; no van a encontrar a ninguno de esos a los que unos pocos tachan de querer protagonismo; en esa pancarta estuvieron otros. Se diseñó una campaña de salvación (web, estrategias de recaudación, diseño de imagen de la campaña, acuerdos con entidades bancarias, confección de documentación legal). Todo hecho por el Trust con su directiva y voluntarios, mientras en otros lados se seguía pensando que nos salvaría alguien que vendría con dinero, mientras se le ponía la alfombra roja a algo que olía a lo mismo que había antes. Todo preparado según lo previsto para que se uniesen todos bajo una imagen que no era la nuestra, era independiente (Líberos del Decano) para evitar excusas, y en el momento en que terminaron los discursos en la Casa Colón empezase a llegar el dinero.

Y así sigue el Recre, requiriéndonos habilidades, planificación, inteligencia, mesura… en resumen: Construcción.

Mientras el Ayuntamiento se bate el cobre en Madrid con AEAT (con la que hay que cumplir si o si); mientras el consejo (del que nos enorgullece formar parte)  se parte la cara en el día a día para poner en orden lo más básico de la entidad con las pocas herramientas que tienen; mientras se trata de construir un posible futuro en el que la afición tenga su cuota de protagonismo, de un modo reglado, normalizado, con herramientas probadas (véase SLO entre otras cosas que vendrán), todo el que se acerque a esta construcción debe hacerlo con las herramientas en la mano y la cabeza fría. Sin pensar en otra clave que no sea la colectividad completa del Decano.

No es el momento de ser reaccionarios. Nadie debe atribuirse la voz de la afición desde NINGÚN colectivo. Trust, Federación de Peñas, grada de animación etc, solo representan a sus socios, y el abonado del Recre ha conseguido tener una figura a la que acudir, pertenezca a alguna de estas o no, para hacer llegar su voz al consejo.

Desde el Trust aplaudimos este avance, lo apoyamos, y queremos que se afiance. Sabemos que ya hay muchos candidatos para hacerlo que han salido de las gradas del Nuevo Colombino.

No es suficiente con amar al Recre, entre otras cosas porque todos lo hacemos. Ahora el club sigue precisando de nuestras habilidades, y en el futuro seguro que también, dotemos al Recre de las herramientas necesarias para que pueda usarlas. AVANCEMOS.

 

Narciso Rojas

EnvioGuardian01

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Texto para la fundamentación de la candidatura a Presidente del Trust de aficionados Recreativistas

La figura del presidente de la Junta Directiva del Trust de aficionados existe debido a una obligación legal por parte de la Junta de Andalucía. Alguien debe aparecer en los documentos como tal. Pero en los dos años de vida del Trust, con la directiva saliente, el trabajo en equipo y el conocimiento mutuo han hecho que cada persona se dedicase a realizar las tareas con las que más podía aportar; casi sin distinción de cargos más allá de la tesorería.

 

En esta ocasión he decidido presentar mi candidatura a presidente por tres motivos:

 

El primero porque alguien debe hacerlo para cumplir con los estatutos y así dar continuidad a la asociación sin necesidad de crear gestoras provisionales.

 

El segundo es porque aún no ha llegado el momento de parar de trabajar para la asociación. Las elecciones llegan en una época de transición, con un compañero jugándosela en el Consejo de Administración, con una querella que ha resultado clave en la historia reciente del club y que sigue su curso, y con el tercer paso que proyectamos hace más de un año aun por dar. Es momento de pasos adelante. Y no atrás o al lado.

 

Y el tercero, porque aún tenemos objetivos importantes que alcanzar, y estos objetivos nacen de la interpretación que la directiva saliente, a la que he pertenecido, ha hecho de la filosofía del Trust para con el Real Club Recreativo de Huelva y su gestión. La ratificación o no de mi candidatura por parte de los socios del Trust será la ratificación o no de los caminos trazados en estos dos años, y el apoyo o no a las acciones llevadas a cabo que nos han traído hasta aquí.

 

La candidatura, de ser ratificada, no tendrá una duración fija de 2 años. Si conseguimos alcanzar 3 objetivos antes de que se cumplan esos 2 años, presentaré formalmente mi dimisión para pasar a ser un socio más de la asociación (tampoco seguiré una vez cumplidos los 2 años, como está recogido en nuestros estatutis). Estos 3 objetivos a alcanzar están íntimamente ligados a la filosofía de nuestra asociación, y no son más que pasos hacia delante al encuentro de un Recre de sus aficionados.

 

  1. Conseguir la participación de la afición de un modo democrático en las grandes decisiones de la gestión del club; ya sea por la vía de la transformación estatutaria, por la vía societaria o por otras vías que aseguren que esto será un punto de no retorno en el futuro.

 

  1. La celebración de un gran congreso en Huelva en el que reunir a los referentes en la gestión de clubes desde la afición, asociaciones como la nuestra de otros clubes, clubes populares, y gente destacada dentro del mundo de la lucha por la recuperación del fútbol para sus aficionados. Un congreso que sirva para realizar una nueva puesta en común de ideas, y para que todos podamos aprender de los avances que se han conseguido en otros lugares y enseñar los resultados de nuestra lucha aquí en Huelva.

 

  1. Conseguir que el Real Club Recreativo de Huelva se acerque más a su comunidad, a su provincia, pero no de palabra, sino de acción. La puesta en marcha de proyectos (previo paso por nuestra asamblea) como la comunidad de clubes de la provincia de Huelva, u otros en los que ya se trabaja para recuperar el valor histórico del Decano, y hacerlo algo rentable, son modos cuantitativos con los que medir el avance hacia la consecución de los mismos.

 

Son objetivos medibles, y que pasado el tiempo permitirán a todos poder decir de un modo objetivo hasta donde conseguimos llegar teniendo en cuenta nuestros propósitos.

 

Que esta presidencia sea corta será una gran noticia para nuestra asociación, ya que significaría que se han conseguido esos objetivos, y que por fin el Trust podría romper el vínculo inevitable que lo une a sus fundadores, lo que como todos sabéis significa que habrá alcanzado la mayoría de edad, y con ella la madurez necesaria para volver a librar las batallas que fueran necesarias para defender algo tan valioso para nosotros como es el Decano del Fútbol Español. Después de esta legislatura deberá llegar el relevo.

 

Por todo lo expuesto, os pido la ratificación en positivo de la candidatura que presento a la presidencia del Trust de aficionados recreativistas durante estas elecciones.

 

Narciso Rojas.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario